¿Hacer marketing en una clínica dental es bueno o es malo?

AURORA LLAVERO
RESPONSABLE DE COMUNICACIÓN & CREATIVIDAD DE PLAN SYNERGIA

Información biliográfica: Fundació Carmen i Lluís Bassat

En muchas ocasiones nos han hecho esta pregunta. Nuestra respuesta siempre es la misma: Marketing haces desde que abriste: el nombre que elegiste, el logo y/o tipo de letra, los colores de la clínica, los uniformes, el sitio donde te ubicas, la fijación de precios, etc… Es decir las 8 “P” del marketing moderno. Si no has sido consciente de las decisiones de estos ejemplos de acciones de marketing, es porque las has tomado al azar o por intuición, algo no recomendable en los tiempos  por intuición, algo no recomendable en los tiempos  que corren.

Imagen publicitaria de Audi.
Imagen publicitaria de Audi.

Volviendo al tema de este artículo, quizá la pregunta que querían hacernos realmente es si es conveniente o no hacer publicidad (que no es más que otra “P”  del marketing).

En artículos anteriores hablamos de la importancia y necesidad de proyectar tu marca/personalidad al completo, o lo que es lo mismo, hacer marketing. Ahora que ya has decidido qué personalidad va a tener tu clínica y a quién quieres dirigirte (no puedes agradar a todo el mundo), hay que dar el siguiente paso lógico: el de la publicidad, es decir, comunicar tus fortalezas (experiencia, tecnología, rapidez, tranquilidad, enfoque naturista, amplitud de horario, etc…).

La creación de una campaña publicitaria atiende a unos objetivos estratégicos concretos, es decir, ¿qué quiero conseguir exactamente? Por ejemplo:

– Mejorar resultados económicos: Incrementar los tratamientos de estética dental en hombres un 12% con respecto al 2017.
– Informar: Hacer saber a mis pacientes que podrán asumir el coste de sus tratamientos poco a poco (planes de financiación a medida).
– Dar notoriedad a la marca: Hacer que mi clínica aparezca en las primeras posiciones en la cabeza de los habitantes de mi zona cuando piensen que tienen que ir al dentista.

Imagen publicitaria de Paco Rabanne.
Imagen publicitaria de Paco Rabanne.

Pero ¿cómo materializamos en un “anuncio” estos objetivos? Existen varias técnicas para crear y diseñar la publicidad adecuada. En Plan Synergia surgen siempre tras un extenso briefing con nuestros clientes, reuniones con ellos, y luego uno o varios brainstorming en nuestra oficina. No obstante, si decides crear tú mismo tu propia campaña publicitaria, te explicamos aquí unas vías sencillas de seguir, ideadas por Luis Bassat para la creación de publicidad, y que denominó los caminos creativos.

Son muchos (aquí explicaremos unos cuantos) y se agrupan en 3 grandes bloques:

  • Los que apelan al usuario a través de la razón.
  • Los que lo hacen a través de la emoción.
  • Los que llaman la atención por su punto de inteligencia.

Como desde la práctica todo se digiere mejor, aquí os lanzamos algunos ejemplos de publicidad siguiendo los caminos creativos propuestos por Bassat.

Origen e historia de la marca

Un recurso que es muy popular en publicidad, lo habrás visto en distintas marcas aunque posiblemente no los habías relacionado con un denominador común.

Ejemplos: Mercedes cuando te cuenta la historia de la marca a través de los modelos de sus coches, o las marcas de turrones cuando cuentan cómo empezaron a fabricar artesanalmente sus productos.

Testimonial

Comunicamos a través de personas expertas, famosas o corrientes que hablan del producto como usuarias.

Ejemplos: todos conocemos los famosos que anuncian las grandes cadenas de dentistas o Dove cuando usa mujeres no famosas, pero también a modo de testimonial.

Trozos de vida

Se muestran escenas de vida cotidiana que giran alrededor del producto/servicio. La emoción, simpatía, cercanía están presentes en este camino creativo de comunicación, y el producto fluye sin ser el máximo protagonista.

Belleza, moda, sexo y romance

El deseo forma parte de este camino creativo muy empleado en sectores como la moda, la cosmética o la perfumería. El uso de imágenes sugerentes que provocan atracción en el espectador.

Demostración

La prueba visual de que el producto funciona. Se muestran las ventajas racionales del producto, características, funcionamiento. Con dos posibles enfoques, positivo, mostrando lo que el producto hace, o negativo, ilustrando lo que el producto puede evitar.

Aunque nos podemos aventurar a crear nuestro propio anuncio con estas simples pautas, nuestra intención es más proveeros de unos conocimientos básicos que nos permitirán tener un buen criterio a la hora de contratar a profesionales de la comunicación que vayan a desarrollar nuestra publicidad. ●

Imagen publicitaria de IKea.
Imagen publicitaria de IKea.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe un comentario
Por favor, escribe tu nombre