CARMEN MOZAS, presidenta del Colegio de Dentistas de Álava

“La denuncia es una manera de luchar contra la publicidad engañosa y yo no voy a abdicar de ella”

La lucha de Carmen Mozas, presidenta del Colegio de Dentistas de Álava, contra la publicidad engañosa ha recibido el espaldarazo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que ha terciado a su favor en la pugna abierta con el Consejo Vasco de la Competencia. La sentencia parece haber animado a la presidenta en seguir utilizando la denuncia frente a marcas y franquicias, y no porque todas sean malas, sino cuando se alejen del Código Deontológico de la profesión. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Zaragoza y especialista en Estomatología, Mozas anima a los jóvenes a estudiar la carrera por vocación y a los recién graduados a tener paciencia y conocer sus límites profesionales. Es de las pocas mujeres presidentas en la organización colegial, pero no lo considera un problema. Entiende que la representación actual es buena y, lo más importante, nadie tiene dificultad para presentarse o ser representado por los actuales mandatarios. Como es su caso.

Redacción


ODH: ¿Cómo se siente ahora después de que un tribunal respaldase su postura ante la publicidad engañosa frente al Consejo Vasco de la Competencia?

Carmen Mozas: Me siento, sobre todo, muy tranquila y satisfecha. Siempre hemos confiado en que los tribunales de Justicia iban a amparar nuestra defensa del consumidor, que no olvidemos era el fondo de todo este tema. Es más, en la sentencia se manifiesta que no se puede despojar al Colegio del cumplimiento de sus fines y objetivos y sería un error considerar que su presidenta no está llamada a hacer declaraciones ni expresar ideas críticas en ningún sentido de protección y defensa de los usuarios de los servicios cuyos profesionales representa el referido Colegio. Es preciso recordar que el Colegio no es una simple asociación o sindicato voluntario de empresas o profesionales, sino una corporación de derecho público que cuenta con relieve constitucional.

Cuando un tribunal defiende o, en este caso, desautoriza a una institución tan marcada y seria como la Competencia Vasca, quiere señalar que se equivocó a la hora de dar la razón a la empresa demandante.

Es una decisión muy importante para los colegios profesionales, puesto que nuestro deber es hacer cumplir un Código Deontológico y velar por la salud bucodental de la población.

ODH: ¿Es la denuncia la única manera de luchar contra este problema? ¿No ve factible un cambio de la normativa?

CM: Es una más y yo no voy a abdicar de ella. El Colegio no puede permanecer mudo ante situaciones de desamparo de pacientes por cierre imprevisto o por reclamaciones a clínicas dentales cuyo fin, únicamente mercantil, siempre hemos denunciado.

Respecto a si veo factible en un futuro próximo el cambio de la normativa, le diré que podemos estar orgullosos del equipo que tenemos en el Consejo General de Dentistas, liderado por Óscar Castro, el cual está moviendo todos los hilos institucionales, gubernamentales y políticos para que se lleve a cabo el cambio de dicha normativa y se regule la publicidad sanitaria.

De momento, todos los partidos han tomado nota y se han comprometido a revisar y actualizar la normativa de Publicidad Sanitaria, intentando equipararla al resto de nuestros países vecinos.

ODH: ¿Va a mantener su actitud crítica contra marcas y franquicias?

CM: La actitud de mi Junta de Gobierno, a la cual represento, es unánime: velar por los colegiados y defender a la población en cuanto a su salud bucodental, pero no solo poniendo la mira en las clínicas mercantilistas, sino en toda clínica dental, grande o pequeña, en la que sus principios éticos no coincidan o no sigan el camino que marca nuestro Código Deontológico.

ODH: ¿Son todas ellas intrínsecamente malas para la profesión y para el paciente?

CM: Si se refiere a lo que usted llama clínicas marquistas o franquiciadas, es un tema muy denso para responder. Como en la vida misma, no todo es malo ni bueno. No podemos meter todo en el mismo saco, lo que está claro es que llevan un tipo de marketing muy potente, que no siempre está en equilibrio con la profesión ni los resultados de tratamientos a los pacientes.

ODH: ¿Por qué defiende los númerus clausus en las universidades?

CM: Actualmente, existen en España 36.395 odontólogos colegiados. Están saliendo anualmente un número masivo de graduados. Según la OMS, la relación debería ser 3.500 pacientes por dentista y en nuestro país es de 1.200 por dentista. La desproporción es significativa y en aumento. Estamos invirtiendo en nuestros hijos para que estudien, se preparen y sean buenos profesionales (como resulta ser en España, pues actualmente salen bien preparados), y cuando terminan se encuentran con las puertas cerradas y su única salida es ir al extranjero o posicionarse en cualquier tipo de trabajo sin poder elegir su forma o método de trabajar.

ODH: ¿No ve posible que la oferta y la demanda de profesionales se acompase sola, como ocurre en otras actividades?

CM: Mientras no dejen de abrir facultades de Odontología, no conseguiremos estabilizar la ratio profesional en nuestro país.

“No todas las marcas y franquicias son intrínsecamente malas, aunque su marketing tan potente no se corresponde con el resultado asistencial”

ODH: ¿Qué le recomendaría al estudiante que quiera hacer Odontología?

CM: Yo le recomendaría que no lo haga a la ligera, que la elija por vocación, que estudie las salidas que tiene. Es una carrera que económicamente es muy costosa y requiere una continua formación para mantenerse al día y, hoy por hoy, esa formación supone mucho esfuerzo de horarios a compartir con trabajo e inversión económica. Es una carrera que para mí cada día resulta más atractiva, me gusta más, y me requiere muchas horas de dedicación para perfeccionar y estar ahí. Esto es lo que quiero transmitir a los estudiantes, si hay vocación y sacrificio, ¡habrá satisfacción de haber elegido una carrera tan viva! La Odontología como la Medicina está en un continuo avance.

ODH: ¿Y al recién graduado que tiene que acceder al mercado laboral?

CM: Que no quiera correr, que tenga paciencia a la hora de ponerse a trabajar, y sea legal con su capacidad de realizarlo. Eso quiere decir que trabaje sobre aquello de lo que está seguro y no se meta en trabajos complejos que no domina. El tiempo, la formación continuada y la experiencia le llevaran al éxito y satisfacción. Hoy en día no es una profesión tan bien remunerada económicamente como hace años, pero debido a la tecnología, avance de los materiales, las técnicas y medios, sí puede aportar gran satisfacción por los trabajos bien realizados y por la salud y bienestar que aportas a los pacientes.

ODH: ¿Cómo valora el nivel de los odontólogos actualmente?

CM: Por lo que veo y siento a mi alrededor, los nuevos odontólogos salen muy bien preparados para ejercer una Odontología General. Luego está en ellos el irse preparando en aquellas ramas de la Odontología que les sean más atractivas. A pesar de todo, lo más importante, y es algo que no dejamos de repetir, es inculcar a los jóvenes la idea de que esta profesión requiere de una continua formación y puesta al día, lo que en nuestro argot llamamos formación continuada.

ODH: ¿Cuál es el momento actual del Colegio de Álava?

CM: Somos un colectivo pequeño. Nos sentimos unidos y eso puede apreciarse en la respuesta de apoyo por los colegiados ante la denuncia de Dentix a la Autoridad Vasca de la Competencia. Actualmente hay 205 colegiados aproximadamente y con las mismas inquietudes que en el resto de los colegios de Odontólogos.

ODH: ¿Qué es lo que más preocupa a los colegiados?

CM: La falta de trabajo, como supongo en cualquier otra profesión, y que la sociedad entienda que la obligación del dentista no es de medios sino de resultados, para evitar la confusión existente de que los trabajos bucodentales están garantizados de por vida; esto no es así, ya que como en medicina, resulta imposible dar garantía a los actos médicos.

ODH: ¿Considera que todo odontólogo debe tener desarrollada su faceta empresarial? ¿Cree que necesita ayuda para desplegarla?

CM: No pienso que deba primar, pero una buena administración por parte del profesional sí la consideramos necesaria. Para permanecer en el mercado, necesitamos dar calidad de servicios y para ello debemos conocer las necesidades y actualizar nuestras clínicas.

“Criticaré a toda clínica, grande o pequeña, cuyos principios éticos no sigan el Código Deontológico”

ODH: Usted, junto a las presidentas de las juntas provinciales de Girona y Tarragona, es la única mujer con cargo electo en la Asamblea del Consejo General en este momento. ¿Qué sentimiento como mujer le produce esta realidad institucional en un colectivo en que las mujeres son mayoría?

CM: Como sentimiento, por supuesto, de gran satisfacción y orgullo, ya que al menos carmen mozasvamos ocupando ya puestos considerados antiguamente sólo para hombres. En realidad, hay una amplia mayoría en nuestro colectivo de mujeres, pero nos sentimos muy bien representadas, ya que hay mucha profesional femenina que se encuentra a la misma altura que los más renombrados profesionales.

Día a día en nuestra profesión, nos vamos haciendo notar en este gran círculo. Por otra parte, en ningún momento he encontrado impedimento por parte del colectivo ni de sus instituciones en presentarme a acceder a los cargos que represento, siempre me he sentido apoyada y bien recibida.

ODH: ODONTÓLOGOS DE HOY ha cuestionado la ética de los dirigentes colegiales que utilizan sus cargos para promocionar su consulta privada. ¿Qué opina usted de estas actuaciones?

CM: Es evidente que no es mi caso y no puedo estar de acuerdo en esta afirmación. Hoy en día, todos los dirigentes que representan a nuestro colectivo están íntimamente unidos a los miembros representativos de su Junta Colegial, y por lo menos en lo que a mí respecta, tan sólo soy la voz representativa, ya que las decisiones son tomadas en conjunto. Además, yo no he conocido personalmente ninguno de estos casos que me cita.

ODH: ¿Cuál es su opinión sobre el debate actual de las especialidades en Odontología? ¿Cuál es el lugar ideal para su desarrollo formativo?

“Hay una amplia mayoría de mujeres entre los odontólogos y nos sentimos muy bien representadas”

CM: En estos momentos en España, no existen especialidades en Odontología. El Consejo General está tratando de implantarlas y así obtener la misma titulación que el resto de Europa. Es un trabajo que requiere paciencia y dedicación, que es lo que está mostrando nuestro Consejo General, mucha dedicación para llegar poco a poco a implantarlas.

Pensemos que hay que tratar con dos ministerios: Sanidad y Educación, por lo que la tarea no es fácil. Pero, como le he comentado, estamos en ello y pronto se apreciarán los resultados.

Respecto al desarrollo formativo, pienso que es el ámbito universitario es el correcto. Precisamente, hoy en día tan sólo con mirar alrededor y fijarnos en cómo y de qué manera lo realizan en otros países que las tienen instauradas, sería suficiente.

No hay que crear, ¡sino ver y mejorar! ●

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!

  Acepto la Política de Privacidad

Please enter your name here