El especialista exclusivo. Su futuro.

Josep M. Ustrell Torrent
Director de la Escuela de Odontología Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud.
Universidad de Barcelona

La ciencia y la práctica dental evolucionaron, a lo largo de los siglos, de una forma empírica, de forma que se mantenía el conocimiento durante períodos de centurias. A partir de finales del siglo XIX, con la reforma de los estudios, la evolución fue progresiva y durante todo el siglo XX y en el siglo actual, esta evolución ha conseguido una progresión geométrica, de forma que se observa una gran aceleración de los avances científicos y tecnológicos.

Para conseguir alcanzar el nivel que se exige actualmente, los estudios no pueden ser sólo técnicos sino que deben ser apoyados desde la base y, en este sentido, el médico y humanista Moisés Broggi i Vallès (1908-2012), que fue presidente de la Real Academia de Medicina de Catalunya, proponía que los estudios en Ciencias de la Salud tuviesen los dos primeros años con asignaturas básicas y comunes, un año de preclínico y, a partir de ahí, cada área debería añadir los años necesarios para completar sus estudios específicos y llegar a la titulación de Grado.

Este periplo es sólo un inicio que nos prepara para los estudios de posgrado, que Urbina[1] los define como la vía para el desarrollo de la superación profesional y la formación académica en la adquisición de competencias, y nos dirige a la especialidad como la rama de una ciencia a la que se quieren dedicar en la profesión.

Presenta una estadística de estos estudios de posgrado, que los divide en doctorado, másteres y especialidades, haciendo una valoración de las diferentes visiones que se tienen en Europa, América Latina, Estados Unidos y Canadá. En términos generales, Europa da un gran valor a los estudios de máster, América Latina a las especialidades y Estados Unidos y Canadá a doctorados y másteres.

Concretamente a los másteres los más procurados son: Ortodoncia, Cirugía Oral, Odontopediatría, Periodoncia y Endodoncia, siendo la Cirugía Oral en América Latina el máster menos requerido.

En relación a las especialidades las más solicitadas siguen el mismo criterio, aunque la Cirugía Oral en América Latina aumenta su porcentaje de procura.

Centrándonos en nuestro territorio, ponemos de ejemplo al país vecino. En Portugal, siguiendo la normativa europea[2], se crearon las especialidades de Ortodoncia y Cirugía Oral, para las que son necesarios tres años de estudios a tiempo completo, con las mismas horas que nuestros másteres. Actualmente ya han implementado dos nuevas especialidades: Odontopediatría y Periodoncia.

Ventajas e Inconvenientes a las especialidades.

La especialización comporta como ventajas: un mayor conocimiento específico, con más conocimientos teóricos y prácticos; un incremento de las habilidades; un mayor nivel de exigencia; la conveniencia de estancias en otras universidades; mayores oportunidades laborales, con acceso a la bolsa de trabajo y una salida laboral asegurada (en y fuera del país); mejores condiciones de trabajo y, normalmente, mejor salario; y trabajo en equipo y networking. Pero también tiene ciertos inconvenientes como: la pérdida progresiva del conocimiento de la práctica clínica general y, por ello, depender de los generalistas; una gran inversión de tiempo y dinero; los desplazamientos y la vivienda mientras se estudia; la inversión en material específico; y la incorporación tardía al mercado laboral.

¿Cuál puede ser el futuro?

Nos queremos equiparar a lo que está a ser desarrollado en Europa garantizando la Igualdad de condiciones en el acceso a la formación especializada, y la libre movilidad de los profesionales. Para ello están implicados las Universidades, el Consejo General de Dentistas y las Sociedades Científicas, que están “negociando” con el Gobierno, a través de los ministerios de Educación y Sanidad.

Para profundizar en este posible futuro, tomo las opiniones del Dr. Fernando Gutiérrez, editor de la revista Odontólogos de Hoy[3], entre las cuales nos recuerda que hace más de 25 años que el Consejo ya se planteó el impulso a la creación de las especialidades y remarca lo anteriormente dicho, que se empiezan a diseñar las estrategias para desatascar este tema.

Nos recuerda el Real Decreto por el que se regula la formación transversal de las especialidades en Ciencias de la Salud, siendo ésta una vía posible que se debería especificar.

También da su opinión de las que podrían ser prioritarias y, en general, apuesta por aquellas en las que tengamos los profesionales mejor preparados o en aquellas en las que nos vemos obligados a remitir a otros compañeros. Sobre dónde deberían impartir la docencia no tiene dudas de que serían las Universidades. Y en el modo de acceso, con examen nacional único, tipo sistema MIR. Ya al final deja claro que las especialidades de ninguna manera servirán para excluir a nadie del ejercicio y las competencias que la Ley 10/1986 establece para el odontólogo.

Aunque la implementación de las especialidades no descarta la evaluación profesional en “criterios de calidad”. Así opina el Dr. Carlos Faria, del Servicio de Estomatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Porto, cuyo razonamiento está motivado por el aumento del número de especialidades en Portugal. Según su criterio, hay que tener en cuenta que determinadas áreas del conocimiento odontológico se superponen en especialidades diferentes y, aunque existan las especialidades se debería implementar la formación continua obligatoria, y pone como ejemplo que, aunque el ortodoncista no haga otros tratamientos debería tener conocimientos básicos en periodoncia, oclusión y cirugía craneofacial, entre otras.

“las especialidades son necesarias para mejorar el avance en cada una de las partes que forman la ciencia odontológica”

En mi opinión las especialidades son necesarias para mejorar el avance en cada una de las partes que forman la ciencia odontológica, pero no debemos olvidar la formación básica tan necesaria para el ejercicio de la profesión, porque nos da una visión global de la patología que afecta al paciente. Precisamente debido a la especialización por áreas es cuando es más evidente que deberían ser ejercidas en equipo y, mejor aún, en ambiente hospitalario, donde deberían tener Consultas de Estomatología y Odontología.

Una pequeña historia sobre las “especialidades” para reflexionar: el maestro (M) espera a que llegue un sustituto para hacer unas merecidas vacaciones y este sustituto resulta que fue su discípulo (D).

D. Le comunica que no podrá ir para ejercer la medicina familiar porque se ha especializado.

M. ¿En qué se ha especializado? le pregunta

D. En Otorrinolaringología

M. ¿En cuál de las tres: nariz, oído o laringe?

D. En laringe

M. ¿En qué lado, derecho o izquierdo?

“es necesario formar especialistas no sólo en la curación individual, sino también en la preventiva, la social y la colectiva” (Antoni Trias)

En conclusión: Es necesario incrementar en la oferta de los estudios de especialización: Gestión, Investigación, Nuevas Tecnologías y mayor y mejor Transferencia del Conocimiento, para generar profesionales capaces de ejercer internacionalmente. Y muy importante sería acrecentar también: Historia de la Odontología, Psicología aplicada y Valores de la Ética. Hace pocas semanas se presentó en enfermería una tesis en la que se evaluaban los valores éticos en relación a los pacientes y sus resultados se compararán con los de la odontología, iniciándose así la profundización en esta área. Y en palabras del Dr. Antoni Trias i Pujol[4] (1891-1970): es necesario formar especialistas no sólo en la curación individual, sino también en la preventiva, la social y la colectiva, que nos deja claro que no hay que perder la parte más humanista de nuestra profesión, la interacción con la persona enferma.


[1] Omayda Urbina. La educación de posgrado en las universidades médicas cubanas. [En línea]. Educación Médica Superior. 2019. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864- 2141201500020001

[2] Directiva 2005/36/CE del Parlamento Europeo para el reconocimiento de las calificaciones profesionales. Directiva 2006/100/CE del Consejo Europeo de 20 de noviembre de 2006, em relación a la libre circulación de personas. C 137/8 Boletín Oficial de la Unión Europea PT 4.6.2008: Notificación de títulos de formación de médicos especialistas, enfermeros responsables de cuidados generales, dentistas especialistas, comadronas y arquitectos.

[3] Gutiérrez de Guzmán F. Especialidades en Odontología. Odontólogos de Hoy. 2021;11.

[4] Vilaseca JM. L’aspecte docent. Glossa – Antoni Trias i Pujol. Gimbernat 2021;75:161-7.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe un comentario
Por favor, escribe tu nombre