Hablamos con Victor Manuel Guerrero Reynoso

Odontólogo

Hablamos con Víctor Manuel Guerrero Reynoso, odontólogo mexicano con una larga y brillante trayectoria profesional, ha participado en numerosas actividades tanto en México como a nivel internacional.

En su largo currículum destaca el haber sido director de la Facultad de Odontología de la Universidad de La Salle Bajío (León, México), siendo promotor y fundador de los estudios de postgrado. Socio fundador de la Federación Mexicana de Facultades y Escuelas de Odontología.  Miembro de varias asociaciones Internacionales. Presidente de la Asociación Dental Mexicana. Presidente del comité organizador del Congreso Mundial de la Federación Dental Internacional en México en 2011. Tiene una Maestría en Educación y otra en Gestión de Proyectos.

Es editor del libro “Emprendedores. Testimonio de vida y pasión”.

¿Nos puede contar qué le motivó a realizar los estudios de odontología?

La verdad es que nadie en mi familia cercana o lejana era odontólogo como para haber sido motivado por esa razón a estudiar esta noble y gratificante profesión. La verdad vengo de una familia de once hermanos, cuando me tocó decidir mis hermanos mayores habían estudiado Arquitectura, Contabilidad, Ingeniería Química, un sacerdote Jesuita y un Lic. en Administración de Empresas, de tal forma que no quería repetir alguna de ellas. Me gustaba el área médica, más no quería estudiar Médico Cirujano.

En México la carrera de Cirujano Dentista es independiente de la de Médico Cirujano, el bachillerato (Preparatoria) era de tres años, dos comunes y al llegar al tercero nos dividíamos por áreas de interés, yo me inscribí al área de Ciencias Biológicas y posteriormente para la universidad me decidí por la carrera de Cirujano Dentista, en la Universidad Autónoma de Guadalajara. De tal forma que fue de una manera espontánea, no inducida por nada, ni nadie.

¿Cómo surgió la idea de este libro?

Inicialmente quisiera comentar que es un libro electrónico y gratuito, quiero aclarar que yo no escribí el libro, fui el líder de éste proyecto dónde motivé e invité a los participantes, coordiné los esfuerzos e interactué con ellos, con el diseñador, hasta editarlo. Agradezco sobremanera la confianza que tuvieron en mi de todos los autores para compartirme sus historias de vida y al Dr. Javier de la Fuente Hernández por hacerme el honor de escribirme el prólogo, agradezco a todos ellos el darme la autorización para compartir con los interesados en este libro digital.

A medida que pasaba el tiempo de estar confinados en marzo del año pasado, inicialmente tuve la idea de entrevistar al Dr. Ernesto Acuña, ex presidente de la Asociación Dental Mexicana, un hombre reconocido internacionalmente, destacado por representar a ADM y a México en los grandes congresos y asociaciones internacionales por muchos años y que fue enlace por muchos años entre ADM y la Federación Dental Internacional, Presidente mundial de  International College of Dentists en 1983, Presidente mundial de la Pierre Fauchard internacional para el 2013, en fin un personaje muy destacado de la odontología mexicana. Esta entrevista se iba a publicar en un diario de un amigo mío, Edgar Molina, que lo distribuye en los Congresos de AMIC Dental, el Congreso Dental más grande de habla hispana con 15,000 M2 de exposición comercial y la visita de aproximadamente 30,000 personas en cinco días. Se celebran en la Ciudad de México en los meses de mayo y diciembre de cada año. Pasa el tiempo de la pandemia y se cancela el AMIC de mayo y posteriormente se cancela también el de noviembre, de tal forma que no pude publicarlo en ese medio.

El 5 de noviembre cumplo 40 años de pertenecer a la Asociación Dental Mexicana, donde he participado en muchos comités directivos y tuve el honor de ser presidente de la misma, por lo que he tenido la oportunidad de viajar y estar en los congresos internacionales más importantes del mundo y he sido muy afortunado al conocer a grandes personajes de la odontología mundial, los cuáles al paso del tiempo, se convirtieron en mis amigos.

Grandes seres humanos y profesionales de la odontología. Pensé en plasmar en un libro digital, las historias de vida y pasión de estos hombres y mujeres emprendedores, con el fin de compartir a todos los lectores potenciales que entiendan el español en el mundo,

A este libro le llamo hijo de la pandemia, dado que en este tiempo fue que nació la idea y se terminó.

¿Cómo define usted el contenido de esta obra?

Es una obra inspiracional, donde podemos encontrar alguna enseñanza o motivación para nuestra vida profesional o personal, dónde nos encontraremos las más diversas historias de vida, todas ellas de dedicación, trabajo, de lucha, de esfuerzo, hasta conseguir llegar a la cima y ser personas de éxito.

Es un libro de muy fácil lectura, pues tienen un promedio de doce a catorce páginas cada participación, adicionalmente ninguna historia está relacionada con otra.

Este libro tiene la participación de doce Odontólogos de México y otras partes del mundo, seis líderes de la industria dental mexicana y una institución: Agrupación Mexicana de la Industria y Comercio Dental (AMIC Dental). No se puede entender el inicio de la práctica profesional de la odontología, sin el de la industria dental mexicana.

Son muchos y prestigiosos los profesionales que han participado, personas siempre muy ocupadas, ¿cómo ha conseguido tan alto nivel de participación?

He sido muy venturoso de contar con la amistad de los autores y afortunadamente aceptaron participar en el proyecto en el momento en que se los propuse. Hice una guía general para todos, que a la vez fue flexible. Había una fecha de entrega, que también fue flexible, pero parte importante fue el seguimiento con ellos, del proyecto.

El trabajo fue empezar, así poco a poco fueron enlazando sus historias, las revisaban, agregaban sucesos, corregían, buscaban fotos, etcétera.

Lamentablemente no pudieron participar todos los autores que yo hubiera querido, no sé al momento si habrá una segunda parte, dónde más personajes de la odontología e industria dental me hagan el honor de participar, Dios dirá.

¿Nos puede contar alguna anécdota que haya vivido durante el desarrollo de su libro?

Con gusto, uno de los participantes me costó mucho trabajo su partición, tenía voluntad de participar, se le hacía buena idea, pero no se le generaba la inspiración para empezar a escribir, lo contactaba y le pedía iniciara, me decía que sí, pero pasaba el tiempo y no podía comenzar, no desistí e insistí e insistí. Le propuse para que no se tardara más tiempo, podíamos tener una video llamada y yo grababa el audio y posteriormente mandaría a hacer la transcripción. La participación de cada uno de los participantes era de 12-14 páginas.

Por fin llegó el día y la hora y pues empezó la conversación de manera fluida y la duración de la grabación fue de cuatro horas, que representaron al transcribirla 42 páginas, lo que ocasionó que yo tuviera que hacer un resumen para estandarizar el número de páginas en el libro.

Después de todo esto le dije, lo bueno fue que no estabas inspirado y nos dio mucha risa.

No es habitual escribir un libro y regalarlo, como ha decido usted, aunque sea el formato digital. ¿Qué objetivo se ha marcado?

El objetivo desde un principio era compilar las historias de vida de emprendedores exitosos relacionados con la odontología y la industria dental y compartir sus historias de vida y pasión a la mayor cantidad de personas que entiendan el español, en cualquier parte del mundo, nunca pensé en tener una utilidad, sino en que el libro electrónico pudiera llega al mayor número de personas.

Este proyecto tuvo un costo en el diseño editorial del libro, las traducciones, transcripciones, registro del libro que está en trámite, el lanzamiento oficial en un estudio profesional, con producción, con traducción al inglés, conductora profesional, etc., sin embargo como ya dije, no tenía en mente venderlo, sino compartirlo.

En México se va a hacer una edición impresa limitada a cambio de un donativo para programas asistenciales de la Fundación de la Asociación Dental Mexicana. Esto sucederá en noviembre de este año en el Congreso de AMIC Dental en la Ciudad de México.

Ha recorrido usted numerosos países por motivos profesionales, en este libro participan colegas de América, Europa y África. ¿Somos diferentes como profesionales o es más lo que nos une que la distancia que nos separa?

Definitivamente yo considero qué es más lo que nos une y aunque tenemos una gran diversidad cultural, pero justamente esa diversidad es la que enriquece este libro.

Pronto hará treinta años que fundó usted los estudios de postgrado en la Facultad de La Salle Bajío. ¿Cree usted que es necesaria la especialización en odontología?

Yo pienso que si, la misma medicina, desde hace muchos años lo ha hecho. El paciente debe tener un mejor tratamiento con un Cirujano Dentista especializado y por parte del profesional mejores habilidades y destrezas para atender a sus pacientes, con mayores posibilidades de éxito en los tratamientos, sin descartar los tratamientos de odontólogos generales que tienen una tendencia en una rama de nuestra profesión y tienen mucha práctica y destreza, pero definitivamente no creo en los odontólogos todólogos, pensando en que todo lo hagan de maravilla.

Esta usted retirado de la actividad clínica en una profesión en la que se graduó en 1975. ¿Ha cambiado mucho esta profesión desde entonces?

Definitivamente ha habido un avance impresionante en todos sentidos, materiales, instrumental, equipos, etcétera. Por ejemplo en la parte diagnóstica de trabajar con radiografías y cefalometrías de película el avance más importante es la radiografía digital y la tomografía computarizada.

En el diagnóstico de las lesiones de caries dónde del explorador, pasamos en 1998 al Diagnodent para detectar las lesiones de caries, de pasar en la operatoria dental de la extensión por prevención en la preparación de cavidades a la mínima invasión.

Tenemos equipos nuevos digitalizados desde la tecnología Doppler, lo que es el Spectra o tecnologías mucho más completas como es Canary. Otra área muy importante en lo que respecta a prevención es el Screening de cáncer oral como el Velescope.

En operatoria dental también el cambio de las turbinas tradicionales a los micromotores eléctricos, disminuyendo el ruido, reduciendo significativamente la ansiedad y miedo del paciente. En materiales la aparición de los adhesivos y su desarrollo para llegar a los adhesivos universales, pasar de la amalgama dental a la resinas y ahora de los materiales bioactivos para restaurar, las porcelanas desde la Feldespáticas tradicionales pasando ahora por el disilicato de litio y las diferentes Zirconias.

En los implantes dentales, de los implantes de navajas hasta pasar a los diferentes sistemas Corevent en los años 80´s y actualmente toda la tecnología de Nobel pharma, de Straumann y ahora hay una cantidad enorme de implantes. Parte importante actualmente son los scanners para la elaboración de restauraciones.

Para el control del dolor la aparición de las computadoras para anestesiar que han ido evolucionando, eliminando las jeringas, desde la Wand hace más de 25 años, luego apareció la Compudent, actualmente STA.

Son enormes los avances en las diferentes áreas para el desarrollo de nuestra práctica profesional y me atrevo a decir que en los últimos 20 años ha habido mas avances, que en los 200 anteriores.

Usted es un profesional polivalente: clínico, docente, escrito, gestor de negocios inmobiliario etc. ¿Cuál de estas actividades le reporta mayor satisfacción personal?

Afortunadamente de todas mis actividades he recibido grandes satisfacciones, tuve una época de mi vida que era Director de la Facultad de Odontología de la Universidad La Salle Bajío, Presidente del Consejo de Administración de Inmobiliaria Guerrero del Bajío, tenía mi práctica privada en mi clínica y mis actividades gremiales. Iniciaba mis actividades a las 7 de la mañana y llegaba a mi casa a las 21.00 hrs. Siempre me entrego a lo que hago.

Pienso qué si te gusta lo que haces, lo disfrutas, te desarrollas y consigues motivarte continuamente con satisfacciones de lo que hacer, no podrás llamarle trabajo, como se le dice regularmente, porque si lo haces como lo mencioné, no es trabajo.

Doy gracias a Dios por todo lo que me ha dado la oportunidad de vivir y de haberme guiado por los caminos que he caminado.

En nuestra eterna búsqueda de la felicidad, ¿cuál sería su recomendación a los lectores de “Odontólogos de Hoy” para alcanzarla?

Para empezar, el significado de la felicidad en cada persona tiene diferente significado.

Yo no soy nadie para dar consejos, más de acuerdo a tu pregunta, comparto lo que yo pienso al respecto:

La felicidad no hay que buscarla, debemos trabajar en nosotros mismos para tener paz interior y seguramente al conseguirla seguramente, caminará a nuestro lado por siempre y eso se nota cuando eres congruente entre lo que piensas, lo que dices, lo que haces y como te relacionas con los demás.

Para mi también un componente fundamental es la familia, promover y facilitar la permanente unión, comunicación y convivencia. Tener muy buenas relaciones entre todos los miembros de la familia. Esto será siempre un combustible que permanentemente nos ayuda en el tema de la felicidad.

Como dicen varios autores, la felicidad no es una meta, es el camino. Algunas personas lo relacionan con el sentido de pertenencia, etc., a final de cuentas mientras les de resultado, sensacional.

¿Nos puede trasladar una recomendación para los jóvenes que empiezan ahora su ejercicio profesional

Los jóvenes tienen una situación muy complicada actualmente por el tema de la pandemia, principalmente los estudiantes de odontología: Sus clases son virtuales, no han desarrollado sus prácticas preclínicas y clínicas convenientemente y por otro lado las Facultades tendrán la necesidad de egresarlos de alguna forma, lo que si me queda claro, es que no saldrán lo suficientemente preparados para realizar una práctica profesional adecuada y satisfactoria.

El tema de la teoría como quiera se solventa con las clases virtuales, aunque también el grado de atención, concentración, el tomar las clases en una casa habitación que tiene vida propia con muchos distractores, el tener un celular o tableta por un lado contestando WhatsApp, viendo el Facebook o Instagram, su aprovechamiento no será óptimo.

Aunado a esto, el problema más serio es que el desarrollo de sus habilidades y destrezas, no están haciendo preclínicas, no están atendiendo pacientes y para regresar dependerá del avance de la vacunación y del semáforo en que cada ciudad tenga, que cada semana se va informando y el tiempo va pasando.

Aunado a esto, por algún tiempo se estará en una nueva normalidad, que limitará el número de estudiantes en las diferentes actividades de los chicos en sus actividades en la Universidad y no sabemos por cuanto tiempo.

A los jóvenes los invito a que permanentemente se actualicen, la educación continua es indispensable para siempre dar un servicio profesional de buena calidad a sus pacientes. De la mano va el también estar actualizado en materiales dentales, equipo y tecnología.

Ánimo jóvenes a enfrentar los retos que la vida les dio, ustedes tienen las fuerzas y las agallas para triunfar en la profesión que escogieron y triunfar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe un comentario
Por favor, escribe tu nombre