El mejor activo de tu clínica: tu equipo

     

     

     

    [EDUARD MARTÍN]

    EXPERTO EN GESTIÓN Y MARKETING DENTAL .

    LICENCIADO EN ADMINISTRACIÓN Y DIRECCIÓN DE EMPRESAS.

    CEO Asesoría Dental Consulting

    www.asesoriadental.com[spacer color=”B2B2B2″ icon=”Select a Icon” style=”2″]

     

    ¿Cuál es el objetivo principal de una clínica dental? Las clínicas dentales siempre tienen como objetivo principal satisfacer y solucionar los motivos de consulta del paciente ofreciendo un servicio profesional de calidad, pero en la actualidad para cumplir las expectativas de nuestros pacientes y poder mantener nuestra clínica en un sector tan competitivo no solamente cuenta el resultado sino, ¿cómo lo consigo?

    Durante estos últimos años se están introduciendo con mucho ahínco nuevas metodologías que profundizan en la psicología, buscando que la experiencia del paciente (EPC) en clínica sea inolvidable, transmitiendo nuestros valores y filosofía, de esta manera fomentamos y creamos los pacientes embajadores (referidores), proporcionando publicidad y nuevos pacientes a través de su círculo de confianza, familia, etc. creando la más valiosa de las herramientas de marketing y publicidad que conocemos por encima de todas, el boca-oreja.

     “Para realizar el tratamiento adecuado a cada paciente los doctores han tenido que formarse durante años, aún más si han decidido especializarse en alguna de las disciplinas que la odontología ofrece, lo cual supone varios años de esfuerzo y es de gran importancia para el resultado del tratamiento ofrecido y realizado. Esta entrega y dedicación por la mejora continua es algo intrínseco que acompaña al odontólogo durante su práctica diaria y su carrera profesional.

    Pues bien, para conseguir el objetivo completo de las clínicas dentales actuales (Tratamiento excelente + Experiencia del Paciente EPC) hay un factor importante que se está obviando en muchas ocasiones y que estamos observando en nuestras auditorias dentales a través de nuestra consultora, la formación del Equipo auxiliar y de atención al paciente.

    Hay frases hechas que todos conocemos al respecto ¿Cuál es el mejor activo de tu empresa (Clínica)? La respuesta siempre es la misma, las personas, el equipo, etc. Es la respuesta más cierta en la que podemos coincidir, sin embargo no en todas las clínicas se traduce en una realidad. Una de las vías para predicar con nuestras palabras es hacer sentir importante y motivar a nuestro equipo pero sin duda hay muchas vías, entre ellas la formación.

    Tanto el propio odontólogo como la mayoría de las clínicas apuestan por la formación continua a nivel doctor buscando el objetivo de estar actualizado, poder ofrecer las últimas técnicas para satisfacer las necesidades de nuestros pacientes, pero en ocasiones obviamos que el objetivo completo depende de todo el equipo de la clínica.

    La experiencia del paciente agrupa todos los estímulos, contactos, situaciones e interacciones, físicas, emocionales, visuales y/o psicológicas que el paciente percibe en cualquier parte de la clínica, por ello nuestro equipo debe estar a la altura de la odontología y servicio que deseamos ofrecer, para ello una formación adecuada en cada una de las funciones, permite seguir unos protocolos de actuación con profesionalidad incidiendo en la atención al paciente, proporcionando una grata experiencia en nuestra clínica.

    Una clínica dental donde su equipo al completo está organizado estructuralmente y formado en su práctica diaria posee una de las claves más importantes para obtener la satisfacción de nuestros pacientes, además de que tanto la clínica como el doctor trabajarán y optimizarán los tiempos en gabinete, resolución de urgencias, fomentarán la fidelización así como un sinfín de ventajas competitivas que generará una diferenciación respecto a su competencia.

    Desde Asesoría dental consulting (ADC) hemos comprobado la diferencias entre clínicas con formación a todo su equipo, tanto desde el punto de vista cualitativo en los resultados obtenidos, motivación de equipo, etc. así como cuantitativo, en el volumen de pacientes generados por la satisfacción del trato y profesionalidad en todos sus componentes. Por ello, animamos a todas las clínicas que desean mejorar continuamente que realicen esta inversión tan rentable en todos los aspectos” ●