Brigadas españolas de la FOS en Yucatán

    [ODONTOLOGÍA SOCIAL EN MÉXICO]

    Catorce cooperantes españoles participaron este verano en proyectos de Odontología Social en Yucatán (México).

    En el año 2010 la FOS firmó un convenio con la Universidad Anáhuac del Mayab (Estado de Yucatán), con la intención de realizar incursiones solidarias durante los meses de verano siguiendo el modelo servicio-docencia.

    La Fundación Odontología Social Luis Séiquer ha contado con 14 odontólogos españoles en el proyecto “Odontología Social en Yucatán 2017”, programa que ha sido reconocido por las autoridades mexicanas como uno de los mejores que se desarrollan en el área de salud pública.

    La Fundación Odontología Social que preside el Dr. Antonio Castaño, un año más participó en el gran proyecto de salud pública dental que se desarrolla en México y donde jóvenes profesionales de toda España vienen participando en un proyecto altruista y solidario a la vez que completan su formación. Estas brigadas están compuestas por estudiantes de posgrado de la Universidad Anáhuac Mayab y cooperantes españoles, todos supervisados por profesores de la Universidad Anáhuac Mayab y representantes de la FOS.

    Según nos explica el Dr. Castaño, “esta experiencia, después de cinco años, nos ha llevado a tener unos objetivos muy claros, que han sido trasladados a las brigadas en el transcurso de estos años: promover, prevenir y fomentar la salud bucal, disminuir la morbilidad y contribuir a mejorar la calidad de vida de la población.”

    En esta ocasión cuatro odontólogos procedían de la Universidad de Sevilla y diez de la Universidad CEU San Pablo, en Madrid. Durante este período han atendido a cientos de pacientes de población maya con residencia en zonas rurales. Los colectivos vulnerables de la región presentan un elevado porcentaje de patología no tratada.

    Se atiende a poblaciones que se encuentran en situación de clara desventaja social y marginalidad, o bien comunidades alejadas de los centros neurálgicos del país. Estas comunidades se encuentran en extrema pobreza. Se busca el contacto de los cooperantes con la realidad de aquel entorno y que se genere en ellos una actitud de solidaridad y servicio a la comunidad. Al mismo tiempo es una oportunidad de desarrollar competencias clínicas, sobre todo en el área preventiva y de la relación odontólogo-paciente. Las brigadas se ubican en parroquias y sedes de las presidencias municipales. Allí se instalan los equipos básicos para la atención a los pacientes ●